El Ministerio de Ciencia, Innovación, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt) presentó el Plan Nacional de Desarrollo de las Telecomunicaciones 2022-2027 (PNDT)una hoja de ruta para los próximos cinco años con el fin de promover la disponibilidad de servicios de telecomunicaciones a nivel nacional, especialmente en las zonas rurales.

“Estamos ante un instrumento de política pública ambicioso pero enfocado a atender las principales necesidades de la población que aún no disfruta de servicios de telecomunicaciones de calidad”, dijo Carlos Enrique Alvarado Briceño.

La industria se mostró complacida con la actualización del PNDT luego de tres años de lo que consideran un retraso provocado por la pandemia del covid-19, aunque comienzan a surgir algunas preocupaciones.

El Micitt destacó que en su elaboración participaron diversos actores en talleres, reuniones y consultas, así como que el PNDT se fundamenta en los principios definidos en la Ley General de Telecomunicaciones (N° 8642), los Objetivos de Desarrollo Sostenible y los compromisos asumidos por la país ante la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El documento se basa en la constatación de los rezagos y avances de Costa Rica en telecomunicaciones: el país ocupa el puesto 56 de 130 naciones y el cuarto de América Latina en el índice de preparación de redes (uso y aprovechamiento de tecnologías), en el índice de desarrollo del gobierno electrónico y en el índice de innovación global. También ocupa el puesto 62 en el índice de competitividad y el 39 de 65 países en el índice de banda ancha, así como uno de los últimos entre los miembros de la OCDE.

A nivel local, a pesar del aumento en la penetración y cobertura de los servicios, el acceso a Internet aún es parcial a nivel de población (83%) y hogares (81%). La mayor parte de este acceso es vía móvil, ya que la disponibilidad de computadoras disminuye a nivel de usuarios (36%) y hogares (50%).

La Cámara de Infocomunicación y Tecnología (Infocom) anunció que sus comisiones internas de trabajo analizan desde el punto de vista técnico el PNDT presentado.

“Esperamos que después de 13 años de aprendizaje, este sea un PNDT que logre elevar el nivel conceptual de los enfoques con metas de alcance transformador, de impacto”, dijo Mario Montero, presidente de Infocom.

Itellum —proveedor de Internet satelital— destacó la inclusión de esta tecnología en el PNDT. “Estamos comprometidos a ayudar a cerrar la brecha digital y conectar tantas escuelas, universidades, centros de salud, justicia y hogares como sea posible a través de los programas de Fonatel o mediante asociaciones público-privadas”, dijo Tim Foss, director ejecutivo de Itellum.

Juan Manuel Campos, director de CiberRegulación, destacó los ejes sociales del Plan para el cierre de la brecha digital.

¡Copiado!

El plan se basa en cinco líneas básicas de discusión, que incluyen infraestructura (con miras a eliminar las barreras al despliegue de la red), espectro radioeléctrico (uso máximo para habilitar frecuencias para servicios emergentes y mejorar los existentes), habilidades y competencias digitales (para y adopción “significativa” de tecnologías), acceso universal y “cuidado sostenible y resiliente” para el crecimiento del ecosistema digital.

A partir de allí se establecen los objetivos para el período y las metas en conectividad a Internet fija y móvil, inversión en el sector de las telecomunicaciones como proporción del Producto Interno Bruto (PIB), adquisición de competencias digitales de la población, así como espectro radioeléctrico. (ver recuadro).

El aumento de la conectividad contempla la implementación de planes de infraestructura, acceso inclusivo (contemplando áreas no rentables económicamente y territorios indígenas), el establecimiento de centros de acceso público, subsedes de conectividad y la Red Educativa Bicentenario. En este último proyecto surgieron algunas dudas.

El Fondo Nacional de Telecomunicaciones (Fonatel) tiene encomendados los proyectos de acceso en comunidades rurales y urbanas, centros de acceso público y parte de la Red Bicentenario.

El Fondo, a cargo de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel), sigue siendo responsable de la conexión a 2.109 centros educativos. El 13 de diciembre, la Sutel informó que 563 centros educativos públicos (con más de 133.000 alumnos) ya transfirieron enlaces de fibra óptica con velocidades entre 100 y 500 Mbps.

Otros 2.200 centros educativos serán atendidos a través de un convenio anunciado el 14 de diciembre por el Ministerio de Educación Pública (MEP) y el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) con una meta establecida para el primer semestre de 2024.

En el gobierno anterior, la conectividad de este segundo grupo de centros educativos fue asignada a la Fundación Omar Dengo (FOD), que utilizaría recursos del Programa Nacional de Información Educativa (Pronie) del MEP. El acuerdo se frustró con la resolución de la Contraloría General de la República de que el MEP no podía ceder funciones propias en una entidad privada.

El nuevo anuncio realizado por el MEP y el ICE, un día antes de la presentación del PNDT, genera preocupación, ya que la elección del ICE se realizó sin concurso público.

Un estudio de la Sutel divulgado el 30 de noviembre, advirtió que de 2016 a 2020, el 43% de los servicios de telecomunicaciones del Estado fueron contratados directamente a operadores de telecomunicaciones estatales. “En los últimos 5 años la contratación directa representó un monto superior a los ¢7.000 millones”, indica el informe.

Este 16 de diciembre, la Sutel emitió un comunicado solicitando “un diálogo técnico e informado sobre el cierre de la brecha digital”. La Superintendencia afirmó que los proyectos del Fonatel, incluido el de los centros educativos, se realizan bajo criterios técnicos apegados a los principios de transparencia, legalidad, uso eficiente de los recursos y buenas prácticas de la OCDE.

La Sutel indicó que, además, ha realizado 33 procesos de licitación pública en los que compiten más de 165 operadores y proveedores por el programa de conectividad para escuelas y colegios y por otros programas como hogares conectados, a través de los cuales entrega a familias de escasos recursos , Internet subsidiado y servicios informáticos en 484 distritos del país.

¡Copiado!

Con respecto al espectro radioeléctrico, el PNDT contempla reformas al Plan Nacional de Atribución de Frecuencias para incluir nuevos servicios y tecnologías, licitaciones públicas para el otorgamiento de frecuencias para sistemas avanzados de Telecomunicaciones Móviles Internacionales (IMT) y “continuar con la ejecución de la ruta 5G.

El objetivo es tener el banco de pruebas en 2023 o banco de pruebas con 5G y que “a más tardar en 2024” habrá múltiples ofertas de servicios comerciales en esta tecnología.

El mayor lunar en este caso sería que el Poder Ejecutivo envíe la instrucción a la Sutel para iniciar el proceso de otorgamiento de frecuencias sin contar con parte de la banda de 2.600 MHz que requiere la industria.

En el mismo tema de 5G, se propone tener tres operadores ofreciendo servicios disponibles al público en 5G sin especificar cuándo exactamente.

Hay otras áreas donde el propio PNDT revela inconvenientes.

El plan establece que se otorgarían 3.930 MHz disponibles en frecuencias para 2024, otros 8.724 MHz para 2025 y 1.000 MHz adicionales antes de 2027.

Campos, de Cyber ​​Regulation, destacó el cronograma de otorgamiento de espectro para nuevos servicios, el cumplimiento del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, el acuerdo con la Unión Internacional de Telecomunicaciones y la Ley N° 8642, y que el propio Plan propone otorgar Certeza legal.

“En términos de espectro, la ruta trazada es correcta y acorde con los tratados internacionales y el marco legal vigente”, resaltó Campos.

El PNDT reconoce, sin embargo, que existen 2.600 MHz sujetos a procesos de recuperación, lo que afectaría el total de frecuencias disponibles en cada término.

El documento también propone fortalecer la televisión digital abierta, evaluar la factibilidad de pasar a la radio FM digital y reservar 24 MHz de frecuencias para los servicios de televisión local y nacional.

En materia de infraestructura, el principal talón de Aquiles que tiene Costa Rica para el despliegue de redes de banda ancha, contempla la publicación y ejecución de tres planes de acción en el periodo hasta el 2027.

Incluiría lograr el ajuste regulatorio, el alineamiento regulatorio, la articulación de las instituciones involucradas en el despliegue de infraestructura (como es el caso del sector de obras públicas y transporte) y la capacitación a nivel técnico y político relacionado con las radiaciones no ionizantes y sus efectos en salud por el desarrollo de las redes 5G, entre otros.

El mismo documento del PNDT reconoce que en este tema de infraestructura se siguen los lineamientos y esfuerzos iniciados desde 2015.

en el horizonte
El PNDT propone los siguientes objetivos y metas a alcanzar para el año 2027:
Objetivos
Administrar el espectro radioeléctrico para favorecer la expansión de las inversiones, la competencia efectiva en el mercado y la prestación de servicios de telecomunicaciones innovadores.
Impulsar el despliegue de nuevas redes de telecomunicaciones y conectividad.
Mejorar el acceso a redes de telecomunicaciones y conectividad para diferentes sectores de la población.
Permitir el desarrollo de competencias digitales orientadas al uso productivo, responsable, seguro y significativo de las telecomunicaciones y las tecnologías de la información y la comunicación.
Articular acciones enfocadas a reducir la brecha digital y que de acuerdo a la política pública puedan ser ejecutadas a través de proyectos de acceso, servicio universal y solidaridad, financiados con recursos del Fonatel.
Metas para 2027
Incremento de 12.3% a 24% de la población suscripciones de Internet fija a un mínimo de 15 Mbps y por región: central (31%), Chorotega (25%), Pacífico Central (25%), Brunca (20%), Huetar Norte (15%) y Huetar Caribe (22%).
Incrementar la penetración de Internet en los hogares del 81,3% actual al 95%.
Incrementar el uso de Internet del 77,5% actual al 93% del tiempo que las personas pasan conectadas a redes 4G o superiores.
Aumentar la velocidad promedio de descarga de Internet móvil en 4G o tecnologías superiores de 24,3 Mbps a 32 Mbps.
Incrementar la inversión total en el sector de las telecomunicaciones del actual 0,6% al 0,8% del PIB.
Tener múltiples ofertas de servicios para 5G a más tardar en 2024 y con 3 operadores ofreciendo servicios disponibles al público en 5G. Desarrollar y poner en funcionamiento un banco de pruebas (testbed) que incluya tecnología 5G, para 2023.
Incrementar de 292 a 799 los Centros de Prestación de Servicios Públicos de Acceso a Internet y 331 los vinculados a un subsidio de tres años para el servicio de Internet.
Entregar para el año 2024 unos 7.113 dispositivos a Centros de Educación y Nutrición y Centros Infantiles de Atención Integral (CEN-CINAI), 7.722 al Consejo Nacional de Personas con Discapacidad (Conapdis), 476 al Centro Nacional de Recursos para la Inclusión Educativa (Cenarec) y 6.738 al Centro Comunitario Inteligente (CECI).
262 distritos económicamente improductivos y territorios indígenas con cobertura de servicios de telecomunicaciones fijas y móviles.
100% de avance en la ejecución de la Red Educativa Bicentenario Eje Fonatel y 100,684 hogares en condición de vulnerabilidad socioeconómica con estudiantes del sistema educativo público con subsidio para conectividad a Internet al 2023.
Capacitar a 3.000 personas entre 15 y 17 años, 600 personas con discapacidad, 6.000 personas mayores de 40 años (al menos 50% mujeres) en el uso de las tecnologías de la información y la comunicación para 2027, así como 1.500 zonas urbanas y rurales y 6.000 buscadores de empleo.
Fuente: Micitt y PNDT 2022-2027

Leer la nota Completa

By Nacion

San Carlos Digital, es un Diario y sitio web de CR dedicado a compartir noticias nacionales de San Carlos en ese país, y también todo lo concerniente a entretenimiento y economía.