Escuchar la indicación para activar o desactivar el modo avión en los teléfonos celulares durante un vuelo puede ser una práctica del pasado, al menos en la Unión Europea (UE).

Tras varios años de estudios, el grupo de 27 países va a designar frecuencias específicas de la nueva tecnología de telefonía 5G para permitir la conectividad de los dispositivos móviles mientras están en el aire.

“El cielo ya no es el límite cuando se trata de las posibilidades que ofrece la conectividad súper rápida y de alta capacidad”, dijo en un comunicado Thierry Breton, comisario europeo de Mercado Interior y Servicios.

Los 27 Estados miembros fijaron el 30 de junio de 2023 como fecha límite para dotar de tecnología 5G en aeronaves para viajes dentro de su territorio.

¡Copiado!

Según informan los medios españoles la vanguardia, la intención será posible a través de las llamadas picocélulas, un equipo especial que triangulará la aeronave y la red móvil terrestre a través de una red de satélites. Esto permitirá a los pasajeros y tripulantes de una aeronave utilizar sus dispositivos como en tierra, recibiendo y realizando llamadas, enviando mensajes de texto o conectándose a la red de datos.

Un aspecto delicado es asegurarse de que esta red no interfiera con ninguno de los componentes electrónicos del avión. Por ejemplo, en Estados Unidos, algunas aerolíneas han advertido que si los operadores activan 5G cerca de los aeropuertos, la seguridad de miles de vuelos podría verse comprometida.

En Europa, los cuatro mayores operadores de ese continente —Telefónica, Vodafone, Orange y MásMóvil— participan para garantizar que la nueva tecnología sea segura para la aviación.

Sin embargo, habrá algunas limitaciones. Los dispositivos solo funcionarán en altitudes bajas y siempre que las condiciones climáticas sean favorables.

Además, el comandante de la aeronave podrá ordenar que se apaguen los dispositivos móviles en cualquier momento si lo considera oportuno.

¡Copiado!

Hasta el momento, todo indica que tanto las empresas de telefonía móvil como las aerolíneas cobrarán una tarifa especial, ya que durante la conexión se podrán utilizar redes terrestres de más de un país, por lo que se generará un costo por itinerancia.

Este concepto, llamado roaming en español pero más conocido por su término en inglés, hace referencia a la posibilidad de utilizar el dispositivo en otra red distinta a la original, algo especialmente útil cuando se viaja al extranjero.

A esto se suma que las aerolíneas tendrán que hacer una inversión para instalar los equipos que les permitan conectar las redes móviles terrestres con el avión en vuelo a través del satélite.

El modo avión nació para facilitar las comunicaciones entre la tripulación de vuelo y los controladores. Las aerolíneas solicitan a los pasajeros que apaguen los teléfonos celulares o activen el modo avión antes del despegue y durante la duración del vuelo por razones de seguridad, para evitar interferencias con cualquier otro sistema eléctrico o de telecomunicaciones en el avión.

La conexión solo es posible a través de una red Wi-Fi interna en el avión, que generalmente es un servicio pago.

Pero, con el tiempo, la industria y los especialistas han descubierto que el riesgo es menor de lo que se pensaba originalmente.

“Lo que la experiencia ha encontrado es que el riesgo de interferencia es muy pequeño. La recomendación siempre ha sido que una vez que estás en vuelo, los dispositivos deben estar en modo avión”, dijo a la BBC Dai Whittingham, director ejecutivo del Comité de Seguridad de Vuelo del Reino Unido.

Leer la nota Completa

By Nacion

San Carlos Digital, es un Diario y sitio web de CR dedicado a compartir noticias nacionales de San Carlos en ese país, y también todo lo concerniente a entretenimiento y economía.