Donald Trump advirtió el sábado 28 de enero que las próximas elecciones serán la última oportunidad de salvación para Estados Unidos, al regresar a los mítines de campaña en New Hampshire y Carolina del Sur con la esperanza de impulsar su candidatura a la Casa Blanca.

Dos meses y medio después de anunciar su candidatura a las elecciones de 2024, el expresidente salió de los dorados salones de su residencia en Florida para realizar visitas que no deben nada al azar.

New Hampshire y Carolina del Sur estarán entre los primeros en albergar primarias republicanas a principios de 2024. Una victoria le daría a Trump un impulso valioso y muy necesario en el futuro.

“Las elecciones de 2024 son nuestra única oportunidad de salvar nuestro país y necesitamos un líder que esté listo para hacerlo desde el primer día”, dijo Trump en Columbia, Carolina del Sur, flanqueado por banderas estadounidenses y algunos de sus aliados políticos más leales. .

“Necesitamos un líder que esté preparado para enfrentar las fuerzas que arrasan nuestro país”, había dicho antes ante una multitud de varios cientos en la pequeña ciudad de Salem, New Hampshire.

Pero después de reinar durante años en el “Grand Old Party”, como se conoce al Partido Republicano, Trump (76) no estaba necesariamente en terreno conquistado.

En New Hampshire, un estado fronterizo con Canadá, muchos legisladores locales culpan al expresidente de arruinar las posibilidades de los republicanos en las elecciones intermedias de noviembre pasado al respaldar a candidatos considerados radicales.

“Personalmente, creo que ha perdido mucho de su atractivo y su aura”, dijo a la AFP el legislador local Mike Bordes, quien apoyó a Trump en las elecciones de 2020. Ahora, dice estar “listo… para considerar otras opciones” para la nominación del candidato republicano a la presidencia.

Trump volvió a decir el sábado que le robaron las elecciones de 2020 y no ahorró apodos despectivos para sus rivales.

También promocionó su historial en materia de seguridad pública e inmigración, y prometió salvar al país “de la destrucción por parte de un establecimiento político corrupto, radical y egoísta”.

Aunque hasta el momento es el único republicano en anunciar su candidatura, en Carolina del Sur varios se alistan para lanzarse a la arena electoral.

Comenzando con la ex gobernadora Nikki Haley, quien prometió a sus seguidores un anuncio muy pronto.

Además, varios de los principales donantes de Trump han anunciado públicamente que no apoyarán su candidatura y, en cambio, apoyarán la del gobernador de Florida, Ron DeSantis, una estrella en ascenso del Partido Republicano, quien tampoco ha lanzado oficialmente la carrera.

Reveses políticos para Trump, que ya es objeto de varias investigaciones judiciales, lo que podría ser el mayor obstáculo para su nominación.

“Estos son fiscales radicales de izquierda que son personas absolutamente horribles”, dijo Trump.

A pesar de estos contratiempos, sus partidarios advierten contra un rápido entierro de Trump. Su caída fue anunciada mil veces, pero hasta ahora sobrevivió a todos los escándalos.

También podría beneficiarse del próximo levantamiento de la suspensión de sus cuentas de Facebook e Instagram, encontrando allí un megáfono considerable.

Leer la nota Completa

By Nacion

San Carlos Digital, es un Diario y sitio web de CR dedicado a compartir noticias nacionales de San Carlos en ese país, y también todo lo concerniente a entretenimiento y economía.