Corea del Sur lanzó su primer satélite espía militar de Estados Unidos, a bordo de un cohete de la empresa espacial privada SpaceX, propiedad del magnate Elon Musk.

El lanzamiento se produjo desde la Base Vandenberg de la Fuerza Espacial de Estados Unidos, en el estado de California, y el satélite es transportado por un cohete SpaceX Falcon 9.

La agencia de noticias Yohnap anunció que el satélite alcanzó con éxito la órbita poco después.

“El Falcon 9 despegó a las 10:19 am (hora local) y envió el satélite de reconocimiento a órbita aproximadamente cuatro minutos después del lanzamiento”, informó Yonhap, citando al Ministerio de Defensa de Corea del Sur.

El satélite de Seúl despegó menos de dos semanas después de que Corea del Norte lanzara su propio satélite espía.

Ya en órbita, se convierte en el primer satélite de observación militar de Corea del Sur y podrá monitorear las actividades de Corea del Norte, que se presume tienen armas nucleares.

Seúl planea lanzar cuatro satélites adicionales para finales de 2025 con el objetivo de incrementar sus capacidades estratégicas.

El satélite se colocará en una órbita de entre 400 y 600 kilómetros sobre el nivel del mar, según la agencia de noticias surcoreana Yonhap, y será capaz de detectar un objeto de tan solo 30 centímetros en el suelo.

“Teniendo en cuenta su resolución y capacidad de observación de la Tierra (…) nuestra tecnología satelital se encuentra entre las cinco primeras del mundo”, afirmó un funcionario del Ministerio de Defensa surcoreano, citado por Yonhap.

Para controlar las actividades de Pyongyang, “hasta ahora, Corea del Sur se ha basado en gran medida en los satélites de reconocimiento estadounidenses”, explicó a la AFP Choi Gi-il, profesor de la Universidad Sangji.

Aunque el país “ya logró lanzar un satélite de comunicaciones militares, un satélite de reconocimiento tomó mucho más tiempo debido a mayores desafíos tecnológicos”, añadió. Pero después del exitoso lanzamiento de un satélite espía por parte de Corea del Norte, “el gobierno de Corea del Sur también debe demostrar que puede hacerlo”.

Desde el lanzamiento del satélite norcoreano “Malligyong-1” la semana pasada, Pyongyang afirma haber podido observar puntos importantes en Estados Unidos y Corea del Sur. Sin embargo, no se han hecho públicas imágenes de los avistamientos que supuestamente logró realizar.

Leer la nota Completa

By Nacion

San Carlos Digital, es un Diario y sitio web de CR dedicado a compartir noticias nacionales de San Carlos en ese país, y también todo lo concerniente a entretenimiento y economía.