El modelo económico del gigante estadounidense Meta, propietario de Facebook, se enfrenta a una dura prueba en la Unión Europea (UE), tras recibir una nueva multa multimillonaria del regulador irlandés.

Meta está en el visor europeo por su controvertido manejo de los datos personales de sus usuarios y la forma en que se utiliza para publicidad personalizada.

El regulador de datos personales irlandés multó a Meta dos veces el miércoles, por un monto equivalente a $ 410 millones.

La Comisión de Protección de Datos de Irlanda (DPC) afirmó que Meta incumplió “sus obligaciones de transparencia” y utilizó una base legal errónea “para su procesamiento de datos personales con fines de publicidad personalizada”.

Esta decisión “podría representar un duro golpe para Meta”, anticipa Dan Ives, analista de la firma de inversiones estadounidense Wedbush Securities, quien estima que el grupo podría perder entre un 5% y un 7% de su volumen de negocio en el mediano plazo.

Meta anunció que apelará las sanciones, lo que deja margen “para retrasar los plazos” mientras evalúa el rumbo a seguir, agrega este experto.

Europa representa un mercado clave para el Meta.

Facebook tenía 303 millones de usuarios activos diarios en Europa en el tercer trimestre de 2022, en comparación con 197 millones en el área de EE. UU./Canadá, de un total de 2 mil millones en todo el mundo.

El mercado europeo representó alrededor del 21% de la facturación publicitaria de Meta en el mismo período (47% para el área de Estados Unidos/Canadá), según sus cuentas financieras.

Según los abogados, la decisión del regulador irlandés obliga teóricamente al gigante estadounidense a pedir a sus usuarios europeos su autorización específica para ofrecerles publicidad personalizada.

La publicidad personalizada, teóricamente seleccionada en función de los gustos del usuario, es desde hace años un elemento clave de los grandes players de Internet y las redes sociales.

La publicidad no selectiva significa menos dinero para las empresas.

“No hay otra solución posible que pedir el consentimiento formal” de los internautas, explica Paul-Olivier Gibert, presidente de la Asociación Francesa de Controladores de Datos Personales.

La abogada Sonia Cissé, del gabinete de Linklater, cree por su parte que la decisión irlandesa “no cuestiona los modelos económicos” basados ​​en la publicidad personalizada, como es el caso de Meta.

“Pero los regula y los limita, claro”, insiste.

Para incitar a los usuarios a que den su consentimiento, “las empresas deberán recuperar el ingenio”, predice.

¡Copiado!

Meta al menos puede contar con algo de benevolencia irlandesa. La agencia reconoció que solo sancionó al grupo tras recibir presiones de sus homólogos europeos, reunidos en el Comité Europeo de Protección de Datos.

Al mismo tiempo, el DPC se negó a abrir una investigación sobre el conjunto de datos recopilados por Facebook y Meta, como afirman sus homólogos europeos.

“En este momento hay muchas sanciones contra empresas estadounidenses”, destaca un abogado especializado en juicios relacionados con datos personales, bajo el anonimato.

“Las autoridades reguladoras europeas están muy atentas a proteger el interés de los usuarios” de las plataformas pero “a veces me pregunto si no es una forma de privilegiar a las empresas europeas”, añade.

“A los usuarios les gusta que les ofrezcan servicios gratuitos que, de momento, las empresas europeas no han podido prestar”, apunta.

Leer la nota Completa

By Nacion

San Carlos Digital, es un Diario y sitio web de CR dedicado a compartir noticias nacionales de San Carlos en ese país, y también todo lo concerniente a entretenimiento y economía.