Los ministros de Energía europeos buscan este martes 13 de diciembre un acuerdo sobre un mecanismo que limite los precios mayoristas del gas, un tema que divide profundamente a la Unión Europea (UE) y puede paralizar otras medidas urgentes para amortiguar el impacto de la crisis energética.

Los Veintisiete llevan tres semanas enfrentados por una propuesta de la Comisión Europea de limitar durante un año el precio de determinados contratos de futuros en los mercados de gas TTF de referencia con el objetivo de contrarrestar nuevas subidas.

Los ministros examinarán una propuesta de compromiso de la República Checa, que ostenta la presidencia rotatoria de la UE, tras el rechazo del texto presentado el pasado 24 de noviembre.

En caso de un nuevo fracaso, el tema se tratará en la cumbre europea del jueves y luego en una nueva reunión ministerial el 19 de diciembre.

“A estas alturas, ningún Estado está contento”, lamentó el lunes una fuente diplomática. “Vamos en la dirección correcta, pero aún queda mucho camino por recorrer”, agregó otro.

Esta división pone en riesgo el acuerdo de otros dos textos de emergencia. Si bien ya llegaron al acuerdo de los Veintisiete, su adopción formal está supeditada al límite de los precios del gas.

El primero prevé compras grupales en las que participarían consorcios de empresas para obtener mejores precios, así como un mecanismo solidario que garantiza automáticamente el suministro energético de los países que sufren escasez.

El segundo simplifica y agiliza los trámites de autorización de infraestructuras de energías renovables.

“Ya necesitamos medidas clave para reforzar nuestra resiliencia energética”, se indignó un responsable europeo, que espera que se adopten “cualquiera que sea el resultado de los debates sobre el límite” de los precios del gas.

Praga, por su parte, se niega a contemplar este escenario.

La Comisión había propuesto limitar los precios de los contratos mensuales en el TTF si superaban los 275 euros/MWh durante dos semanas consecutivas, y siempre que fueran al menos 58 euros superiores a un “precio medio global de referencia” del gas natural licuado ( GNL).

Estas condiciones draconianas nunca se han cumplido, ni siquiera en el punto álgido de la escalada de precios del pasado mes de agosto, lo que hace muy improbable la activación de la limitación, para disgusto de varios Estados, como Francia, España, Polonia o Grecia.

En una propuesta conjunta, consultada por AFP, cinco Estados miembros (Grecia, Eslovenia, Italia, Polonia y Bélgica) proponen bajar el precio máximo a 160 euros/MWh, o adoptar un tope “dinámico” definido mensualmente en base a una media de contratos en toda la UE.

Por el contrario, Estados reacios a intervenir en el mercado, como Alemania, Países Bajos y Austria, han recordado, en una carta a la que ha tenido acceso AFP, la importancia de mantener “salvaguardas” para no poner en peligro el suministro de gas en Europa.

De hecho, a algunos proveedores clave, como Noruega, les preocupa que un tope impuesto unilateralmente lleve a los proveedores de GNL a alejarse de Europa y dirigirse a clientes asiáticos con precios más atractivos.

Ese mismo grupo de estados rechaza obstinadamente la idea de limitar los contratos extrabursátiles (OTC), fuera de cualquier mercado regulado, que sería casi imposible de hacer cumplir.

Además, recuerdan que estos contratos pueden garantizar el suministro europeo en caso de bloqueo en el TTF.

Un estudio del Banco Central Europeo (BCE) estima que una limitación mal concebida puede exacerbar la volatilidad del mercado y comprometer la “estabilidad financiera de la zona del euro”.

Muchos países “comienzan a ser más conscientes de los peligros”, observa un funcionario europeo.

“Es la cuadratura del círculo (…) El equilibrio es muy complicado”, dice otro.

Desde un punto de vista puramente jurídico, el texto podría ser adoptado por mayoría cualificada en los Estados pero los Veintisiete prefieren encontrar la unanimidad.

Leer la nota Completa

By Nacion

San Carlos Digital, es un Diario y sitio web de CR dedicado a compartir noticias nacionales de San Carlos en ese país, y también todo lo concerniente a entretenimiento y economía.