La inflación disminuyó más de lo esperado en noviembre en Estados Unidos, una buena noticia para los consumidores y para el banco central, que se prepara para subir sus tasas de referencia esta semana, pero menos que en los últimos meses.

La inflación en noviembre fue del 7,1% a 12 meses frente al 7,7% de octubre, según el índice de precios al consumidor IPC publicado este martes. Es un mínimo desde diciembre de 2021.

Según datos del Departamento del Trabajo, los precios aumentaron 0,1% en noviembre frente al 0,4% de octubre. Los analistas esperaban 7,3% en 12 meses y 0,2% en el mes, según el sitio especializado MarketWatch.

Los precios de la vivienda fueron “con mucho la principal causa del aumento mensual”; esta variación no pudo ser compensada por la caída en el costo de la energía, detalla el Departamento del Trabajo en un comunicado.

El presidente Joe Biden se mostró cautelosamente optimista después de que se publicaron los datos, hablando con los periodistas en la Casa Blanca de que hay “razones para cierto optimismo” y esperaba que se produjera un regreso a la normalidad “para fines del próximo año”. “.

“Los precios se están moviendo en la dirección correcta, pero siguen siendo muy altos”, dijo Rubeela Farooqi, economista de HFE, en una nota.

El pico de inflación se alcanzó en junio, con un aumento del 9,1% en 12 meses. Fue el récord más alto desde 1981. Desde entonces ha disminuido lentamente.

¡Copiado!

La publicación de estas cifras coincide con el inicio este martes de una reunión del banco central estadounidense, la Fed, cuya prioridad es bajar la inflación al 2% anual, nivel considerado saludable para la economía.

Para ello, ha subido los tipos desde marzo. El alza en el costo del crédito provocó que hogares y empresas consuman e inviertan menos, lo que ayuda a aliviar la presión sobre los precios.

La caída de la inflación debería empujar a la Fed a subir las tasas menos que en los últimos meses el miércoles al final de su reunión de política. Con todo, se espera un aumento de medio punto porcentual, porque los efectos de este tipo de medidas tardan en notarse.

“El momento de frenar las subidas de tipos podría llegar en la reunión de diciembre”, advirtió el presidente de la Fed, Jerome Powell, a finales de noviembre.

Una parada demasiado repentina de la actividad económica podría hundir a la economía estadounidense en una recesión en 2023.

En realidad la Fed se rige más por otro índice, el PCE, cuyos datos de noviembre se publicarán el 23 de diciembre.

Aunque la fuerte subida de los precios reduce su poder adquisitivo, los consumidores estadounidenses parecen optimistas, según un estudio de la Fed de Nueva York publicado este lunes. Creen que la inflación caerá a 5,23% en promedio dentro de un año.

“Cualquier pronóstico de inflación en 2023 debe considerarse particularmente incierto”, advirtieron los economistas Joseph Gagnon y Asher Rose, del Peterson Institute for International Economics (PIIE), en un artículo publicado el 5 de diciembre.

Leer la nota Completa

By Nacion

San Carlos Digital, es un Diario y sitio web de CR dedicado a compartir noticias nacionales de San Carlos en ese país, y también todo lo concerniente a entretenimiento y economía.