En el Informe de Política Monetaria (IPM), presentado la tarde de este miércoles 1 de noviembre, los modelos de proyección del Banco Central de Costa Rica (BCCR) indican que la inflación general en Costa Rica permanecerá por debajo del límite inferior (2%) del rango de tolerancia alrededor del objetivo hasta el primer trimestre de 2024.

El rango de tolerancia determinado por la autoridad monetaria es de ±1 punto porcentual alrededor de la meta de inflación del 3%.

Según el Índice de Precios al Consumidor (IPC) publicado el 6 de octubre, la inflación general en Costa Rica experimentó una variación interanual de -2,24% a septiembre de 2023. Este fue el quinto registro consecutivo en el que el indicador quedó por debajo del 2%.

El Informe de Política Monetaria señala que la inflación general se mantendría en valores negativos durante el cuarto trimestre del año en cursoaunque con menor intensidad que las observadas en el tercer trimestre, y regresarían al rango de tolerancia en el segundo trimestre de 2024.

La reducción de la inflación general tan marcada en el tercer trimestre del año en curso fue prevista en los IPM de abril y julio pasados ​​y estuvo determinada, en gran medida, por la disipación de los shocks de oferta que impulsaron el aumento de la inflación en 2022. y que se ha manifestado en una tendencia a la baja en los precios de los alimentos, combustibles y servicios de transporte marítimo en el mercado internacional. Asimismo, hubo factores internos que incidieron en este comportamiento, entre ellos las medidas restrictivas de política monetaria, la presencia de un efecto base debido a que el shock inflacionario de 2022 se manifestó con mayor fuerza entre febrero y agosto de ese año, y la apreciación del colón desde julio del año pasado

Informe de Política Monetaria, octubre de 2023

El documento también detalla que la evaluación de riesgos sobre la proyección de inflación muestra que en el corto plazo existe una mayor probabilidad de que tanto la inflación general como la subyacente continúen en valores inferiores al 2%.

Por su parte, en el mediano plazo los riesgos se inclinan al alza, principalmente por eventos asociados a fenómenos climáticos, la reducción de la oferta de algunas materias primas en los mercados internacionales, así como renovados riesgos geopolíticos, “factores que tendrían implicaciones directas y información indirecta sobre precios locales”.

.

En el IPM presentado esta tarde, el Banco Central revisó al alza su Proyecciones de crecimiento económico para 2023 y 2024, para situarlas en 5% y 4,3%. Esto significa un aumento de 0,8 puntos porcentuales (pp) y 0,5 pp, en ese orden, respecto de la estimación presentada por el ente emisor en julio pasado.

La demanda externa total crecería a un ritmo similar en ambos años, si se compara con lo estimado en el IPM de julio, comportamiento que combina las mayores ventas de bienes al exterior, especialmente de empresas en régimen especialcon un crecimiento moderado en los servicios relacionados con el ingreso de turistas.

En 2024, el crecimiento estaría sustentado en la evolución de la demanda interna y, en menor medida, de la demanda externa, porque las exportaciones se verían afectadas por la esperada desaceleración de la actividad económica de los principales socios comerciales.

Leer la nota Completa

By Nacion

San Carlos Digital, es un Diario y sitio web de CR dedicado a compartir noticias nacionales de San Carlos en ese país, y también todo lo concerniente a entretenimiento y economía.