El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) reiniciará esta semana los trámites para la compra de energía eléctrica a generadores privados que tengan plantas construidas y se encuentren sin contrato, así lo informó la institución este martes 13 de diciembre en un comunicado de prensa.

El objetivo de la entidad es completar la demanda energética nacional en caso de que el sistema lo requiera.

La condición es que las plantas privadas ofrezcan un costo de adquisición menor al que ofrecen las plantas propias del Instituto y también menor al precio de importación del Mercado Eléctrico Regional (MER).

La autorización de compra se le dio al ICE en septiembre, a través de un decreto que fue publicado en el diario oficial La Gacetafirmada por el presidente Rodrigo Chaves.

El ICE proyecta un crecimiento de la demanda eléctrica superior al esperado para estos últimos meses del año, algo que atribuyen a la recuperación de la economía.

Con esta decisión, el ICE asegura que el país tiene mayores pronósticos de disponibilidad antes del inicio de la temporada seca de 2023.

En octubre, cuando se anunció el decreto firmado un mes antes, el presidente del ICE, Marco Acuña, manifestó que la intención del Gobierno es poder exportar los excedentes nacionales al MER para abaratar los precios en Costa Rica, ya que hace posible la compra de energía con tarifas más competitivas que utilizando fuentes térmicas del ICE.

La Asociación Costarricense de Productores de Energía (Acope) valoró positivamente la posición de las autoridades de contar con generación privada para atender la demanda del verano que calificó como “desafiante”.

“Es muy importante para el país lograr su seguridad energética, y eso pasa por considerar todas las fuentes eléctricas existentes, particularmente las plantas con energía limpia y barata que han sido desconectadas”, aseguró en octubre ante consulta Mario Alvarado, director ejecutivo de Acope. de FE.

El ICE decidió en 2020 no renovar la compra de energía a plantas privadas cuyos contratos vencen entre 2020 y 2024, decisión que quedó reflejada en el Plan de Expansión de Generación (PEG) para el período 2020-2035, documento que se actualiza cada dos años y es la guía para planificar la producción de energía a mediano y largo plazo.

Eso comprometió el futuro de 13 plantas, siete que ya fueron desconectadas. Cuatro más acabaron contrato este año, a las que se sumarán dos en 2023 y una más en 2024. Sin embargo, hay algunas que han visto nuevos nichos de negocio, como el cryptomining.

Leer la nota Completa

By Nacion

San Carlos Digital, es un Diario y sitio web de CR dedicado a compartir noticias nacionales de San Carlos en ese país, y también todo lo concerniente a entretenimiento y economía.