Río de Janeiro, 29 dic (Sputnik).- El exfutbolista brasileño Edson Arantes do Nascimento, “Pelé”, falleció este jueves a los 82 años, luego de pasar un mes hospitalizado por un cáncer de colon, informó la familia.

“Todo lo que somos es gracias a ti. Te amamos infinitamente. Descansa en paz”, publicó en redes sociales su hija Kely Nascimento.

‘O Rei’, como se le conocía, tuvo que ser intervenido quirúrgicamente en octubre de 2021 para extirparle un tumor de colon y desde entonces había tenido que visitar periódicamente a sus médicos para recibir quimioterapia y tener más de un ingreso. en cuidados intensivos. Además, a principios de 2022 se informó que padecía metástasis.

Pelé ingresó a finales de noviembre y fue su hija Kely do Nascimento quien desmintió las primeras noticias de que había sido trasladado a cuidados paliativos en el centro. El propio exjugador, en su perfil oficial de ‘Instagram’, también aseguró que su presencia en el Albert Einstein se debió a su “visita mensual”.

El hospital aclaró que el ingreso de ‘Pelé’ se debió a un rechazo a su tratamiento de quimioterapia y los primeros informes médicos de esos días fueron alentadores para el exdelantero del Santos FC, cuyo estado de salud se mantuvo “estable” a pesar de haber sufrido infecciones respiratorias.

“Está enfermo, es mayor, pero en cuanto se sienta mejor se irá a su casa”, dijo entonces Kely do Nascimento, mientras que su hermana Flavia reiteró que el astro del fútbol brasileño no estaba en cuidados paliativos. “Es muy injusto que se diga que está al final de su vida y en cuidados paliativos. No es amigos de verdad, créenos», afirmó.

Pese a todo, el exjugador brasileño no pudo ser dado de alta y el pasado 21 de diciembre se informó que había sufrido un empeoramiento en su estado de salud tras “presentar progresión de la enfermedad oncológica” y requerir “mayores cuidados relacionados con disfunción renal y cardíaca”. .

Nació en 1940 en una familia pobre. Ganó tres campeonatos mundiales con la selección brasileña e hizo grande al club donde pasó la mayor parte de su carrera, el Santos FC.

Edson Arantes do Nascimento, más conocido como Pelé, falleció hoy a los 82 años en el Hospital Israelí Albert Einstein.

El 21 de diciembre, los médicos informaron “una progresión» de su cáncer de colon con disfunción renal y cardíaca. El exfutbolista y también exministro de Deportes de Brasil se encontraba internado en el Hospital Albert Einstein, en el sur de Sao Paulo, desde el pasado 29 de noviembre para someterse a una reevaluación de la terapia de quimioterapia para un tumor de colon y un tratamiento para una infección respiratoria.

El ídolo de 82 años llegó al centro de salud luego de presentar una hinchazón generalizada en todo su cuerpo. Además, el personal médico detectó un edema generalizado e insuficiencia cardiaca descompensada.

El exastro del fútbol, ​​tres veces campeón del mundo con la selección brasileña, luchaba por su salud desde que le detectaron un tumor en el colon durante exámenes de rutina en 2021.

La salud de Pelé se ha deteriorado en los últimos días y el Centro Médico Albert Einstein informó este miércoles que el ídolo brasileño tenía una “progresión de la enfermedad oncológica” y que requería “mayores cuidados relacionados con disfunciones renales y cardíacas”. Así, la hija de Pelé, Kely Nascimento, informó en sus redes sociales que la familia suspendió la Navidad en casa y que se quedarían en el hospital por recomendación médica.

Una infancia sacrificada pero rodeada de fútbol

Pelé nació el 23 de octubre de 1940 en la localidad brasileña de Tres Corazones, en el estado de Minas Gerais, en el sureste de Brasil.

Hijo de João Ramos do Nascimento y María Celeste Arantes, tuvo una infancia de carencias pero siempre ligada al fútbol. Su padre, apodado ‘Dondinho’, era delantero y llegó a vestir la camiseta del Atlético Mineiro, pero tuvo la desgracia de lesionarse la rodilla al poco de debutar. Como ‘Dondinho’ no jugaba, el club dejó de pagarle el sueldo, por lo que Pelé, apenas un niño que ya demostraba sus prodigiosas habilidades con el balón, sacrificó horas de sus habituales partidos de fútbol callejero para ayudar económicamente a su familia como limpiabotas.

“Éramos pobres, pero siempre podíamos trabajar”recordó a la leyenda del fútbol en el documental que retrata su vida y que fue estrenado en 2021 por la plataforma Netflix.

Una pequeña estrella mundial

El propio Pelé contó que en 1950 vio llorar a su padre frente a la radio. Al contrario de lo que esperaba todo el pueblo, Brasil había sido derrotado en la final del Mundial que se disputó en el país. En un estadio Maracaná repleto, los anfitriones cayeron 1-2 ante Uruguay, en lo que se conoció como ‘El Maracanazo’. Ante el malestar de ‘Dondinho’, su hijo, para consolarlo, le prometió que le ganaría la copa del mundo. Ella solo tenía 10 años.

En 1958, Pelé celebraría su primer campeonato paulista con Santos, siendo el máximo goleador de la competencia con una marca enorme: 58 goles en 38 partidos.

Ese mismo año, la estrella fue convocada a la selección brasileña para el Mundial de Suecia, equipo al que la ‘verdeamarelha’ derrotaría en la final con una actuación superlativa, como en casi todo el torneo, de Pelé, que marcaría dos goles para un 5 a 2 definitivo.

Era la primera vez que Pelé salía de su país. En poco menos de un mes pasó de ser cuestionado por la prensa, que en la previa del Mundial lo consideró “muy joven”ser recibido en su tierra como un monarca. Un pobre rey negro que, de adolescente, tenía todo Brasil a sus pies.

Santos, de la nada a la gloria

La figura de Pelé se había hecho mucho más grande que la de su propio equipo, pero pronto el Santos, dirigido por el eterno ’10’, alcanzaría la gloria y la fama nacional e internacional.

La escuadra aurinegra dominaría el fútbol local durante casi toda la década, ganando el Brasileirão, la máxima liga nacional, en 1961, 1962, 1963, 1964, 1965 y 1968, además de los torneos de São Paulo de 1958, 1960, 1961, 1962, 1964, 1965, 1967, 1968, 1969 y, ya en la década siguiente, en 1973.

Lejos de su tierra, el temible Santos de Pelé sumó a su palmarés el

Era la primera vez que Pelé salía de su país. En poco menos de un mes pasó de ser cuestionado por la prensa, que en la previa del Mundial lo consideró “muy joven”ser recibido en su tierra como un monarca. Un pobre rey negro que, de adolescente, tenía todo Brasil a sus pies.

Santos, de la nada a la gloria

La figura de Pelé se había hecho mucho más grande que la de su propio equipo, pero pronto el Santos, dirigido por el eterno ’10’, alcanzaría la gloria y la fama nacional e internacional.

La escuadra aurinegra dominaría el fútbol local durante casi toda la década, ganando el Brasileirão, la máxima liga nacional, en 1961, 1962, 1963, 1964, 1965 y 1968, además de los torneos de São Paulo de 1958, 1960, 1961, 1962, 1964, 1965, 1967, 1968, 1969 y, ya en la década siguiente, en 1973.

Lejos de su tierra, el temible Santos de Pelé sumó a su palmarés las copas Libertadores de 1962 y 1963, y perdería la semifinal de 1964 ante Independiente de Avellaneda (Argentina), campeón ese año de la primera de las siete ediciones que sostiene hasta hoy el ‘Rey de Copas’. Además, el ‘Peixe’ obtuvo las copas intercontinentales de 1962 y 1963, esta última con un polémico arbitraje que jugó a su favor.

El momento de popularidad mundial de Pelé y su Santos le abrió las puertas al club no solo en toda América, sino también en Europa, donde los partidos ya eran televisados. El equipo participó en innumerables y frenéticas giras y se enfrentó a rivales de primer nivel en ese momento, como Real Madrid, Inter de Milán, Sporting de Portugal o Barcelona, ​​entre otros. Fue en uno de esos viajes agotadores que, habiendo encandilado a toda Francia, la prensa bautizaría al ídolo brasileño como el ‘Rey del fútbol’.

Además de ser el mejor futbolista del planeta, Pelé también se perfiló como estrella de cine y comerciales, al punto de convertirse en un el primer futbolista millonario de la historia. Pero, a pesar de que hubo varios gigantes del viejo continente que intentaron ficharlo, Edson Arantes do Nascimento Prefirió quedarse en el Santos.

En el libro ‘Pelé: porque el fútbol importa’, de Brian Winter, el propio plusmarquista explicaría los motivos de su decisión: «Muchos de los mejores equipos de Europa, entre ellos el AC Milan y el Real Madrid, me han hecho propuestas a lo largo del años, pero la prensa se volvió loca y nunca pensé en jugar en serio fuera de Brasil. Yo tenía mis razones. En una palabra, Me encantaba el arroz con frijoles que hacía mi mamá, me sentía cómoda y feliz en mi país. Mi mamá y mi papá vivían a unos metros de nuestra casa, la temperatura siempre era de 25 grados y la playa era genial.

Chile 1962 e Inglaterra 1966: violencia en el campo

Los mundiales de Chile 1962 e Inglaterra 1966 se caracterizaron por la violencia sobre el terreno de juego y un arbitraje permisivo, cuando no escandaloso.

En Chile, el ‘Rey’ se lesionaría de gravedad en el segundo partido del torneo ante Checoslovaquia, rival al que Brasil vencería en la final por 3-1, aunque sin Pelé, que se perdería casi toda la competición por juego brusco.

En 1966, el bicampeón llegaba como favorito, con Pelé y Garrincha como los mejores del mundo. Sin embargo, el ’10’ recibiría patadas interminables en el primer y tercer partido ante Bulgaria (2-0) y Portugal (1-3), respectivamente. En el segundo, ante Hungría (1-3), el técnico Vicente Feola había decidido proteger de la violencia su mejor carta. La ‘canarinha’ quedaría eliminada en la fase de grupos y los locales ganarían el torneo con el recordado e ilegítimo ‘gol fantasma’ ante la Alemania Federal.

México 70, la consagración total

A los 29 años, decepcionado y entristecido por el manejo de las copas anteriores, Pelé estuvo a punto de no participar en el Mundial de México 1970. Pero seguía siendo el máximo exponente del fútbol mundial y la dictadura de Emílio Médici lo presionaba para que jugara.

Aquel Brasil era considerado uno de los mejores de todos los tiempos, con figuras de la talla de Rivelino, Gerson, Tostao y Jairzinho acompañando al crack, ya maduro, experimentado e inteligente para el juego colectivo.

Pelé volvió a ser la figura de un equipo que ganó todos los partidos sin incidentes, incluida la final, en la que apabulló a Italia por 4-1.

Pelé estaba en lo más alto, el año anterior había marcado su gol numero 1000 y no había nadie que lo siguiera.

Una oferta que no podrías rechazar

En 1975, habiendo ganado todo con Santos y su equipo, Pelé aceptó una jugosa oferta de $4.5 millones para jugar en el New York Cosmos, de la entonces desconocida y poco competitiva liga americana. Allí marcaría más de 60 goles y ganaría dos títulos de la NASL. Se retiraría del fútbol dos años después, el 1 de octubre de 1977, en un partido amistoso entre el Cosmos y el Santos, y en el que ‘O Rei’ jugaría en cada equipo durante un tiempo.

Leer la nota Completa

By El Pais Costa Rica

El diario digital elpais.cr es un sitio web y medio informativo costarricense, editorialmente independiente el cual ofrece una versión alternativa de la realidad que vive Costa Rica y el mundo. Encuentra la verdad.