Desde el 1er. A partir de enero de 2023, las personas asalariadas, jubiladas y pensionadas experimentarán una variación en el impuesto a la renta. A esto se suman los trabajadores independientes y las empresas (personas jurídicas).

El Ministerio de Hacienda actualizó las fracciones de este impuesto, mediante Decreto Ejecutivo 43852-H, publicado en el alcance número 282 del Diario Oficial. La Gaceta. Este ajuste se realiza al inicio de cada ejercicio fiscal, de conformidad con la Ley del Impuesto sobre la Renta (7.092).

Los trabajadores, jubilados y pensionados que registren ingresos netos superiores a ¢941.000 pagarán entre el 10% y el 20% aplicable al monto. El porcentaje depende de los ingresos mensuales recibidos.

Además, este grupo de personas tiene derecho a créditos fiscales por su relación matrimonial y se estableció en ¢2.650 mensuales. Por relación de maternidad o paternidad, el crédito mensual será de ¢1.750.

Las personas físicas con actividades lucrativas (independientes) que tengan ingresos superiores a ¢4.181.000 anuales, deberán pagar el impuesto asignado por el Ministerio, según el monto. Los salarios exentos, en este caso, ascendieron a ¢439.000.

Los créditos fiscales aplicables por cada hijo son de ¢21.000. Por cónyuge de ¢31.800.

En el caso de personas jurídicas, el impuesto entre el 5% y el 20% recae sobre la renta neta anual mayor a ¢5.761.000, pero que no exceda de ¢122.145.000.

Quienes reporten una renta líquida que ascienda a ¢122.145.000 están sujetos al pago de un impuesto del 30%.

Leer la nota Completa

By Nacion

San Carlos Digital, es un Diario y sitio web de CR dedicado a compartir noticias nacionales de San Carlos en ese país, y también todo lo concerniente a entretenimiento y economía.