Republicanos antisistema y trumpistas “anti-Kevin”: una veintena de miembros electos de la Cámara de Representantes impiden desde hace tres días la elección del presidente de ese organismo.

No todos estos congresistas, miembros de la franja más conservadora del Partido Republicano, tienen las mismas razones para evitar que el favorito Kevin McCarthy asuma el cargo, y algunos han sido más despiadados que otros.

Aquí hay un vistazo a quiénes son y qué quieren:

Un puñado de ultraconservadores elegidos para la Cámara de Representantes de EE. UU. se ha propuesto cambiar radicalmente la forma en que opera el Congreso, una institución a la que acusan de complacer los intereses especiales de los cabilderos y el ‘statu quo’ en Washington.

No ven con buenos ojos la designación de McCarthy, figura del liderazgo republicano durante más de 10 años y que cuenta con el apoyo del expresidente Donald Trump, pero en los últimos días parecían dispuestos a sentarse a conversar.

“Estoy abierto a cualquier cosa que me dé el poder de defender a mis electores contra esta ciudad maldita”, dijo el representante electo de Texas, Chip Roy, en referencia a la corrupción en la capital federal.

McCarthy accedió a algunas de sus demandas, como un proceso para facilitar la destitución del presidente de la cámara baja, conocido como “speaker”, y el acceso a escaños en comités clave, sin que este grupo indicara si eso influiría en su voto.

Luego están los “Never Kevin” (“nunca Kevin”), que prometieron no votar nunca por el representante electo de California, de quien dicen no confiar.

“Es un tipo desesperado cuyo porcentaje de votos está cayendo con cada voto”, dijo el congresista de Florida Matt Gaetz, quien ha estado muy activo en la sala para asegurar que perdure la oposición a McCarthy.

“Estoy listo para votar toda la noche, toda la semana, todo el mes, y nunca lo será para él”, prometió el miércoles.

Muy cerca de Trump, estos electrones libres se han negado sin embargo a cumplir con el llamado del expresidente a alinearse detrás de McCarthy.

Una aliada habitual de Trump, Lauren Boebert dijo que su “presidente favorito” estaba equivocado. “Tiene que decirle a Kevin McCarthy que, señor, no tiene los votos y es hora de retirarse”, dijo en el piso.

La pregunta para los republicanos que respaldan a McCarthy, que constituyen la gran mayoría del caucus, es cuántos de esos 20 congresistas electos estarían dispuestos a negociar.

La nueva mayoría de republicanos en la Cámara es tan escasa que no pueden permitirse más de cuatro deserciones.

Incluso si un “vocero”, la oposición feroz de este núcleo duro presagia guerras abiertas en muchos temas para los próximos dos años.

En el menú, en particular, está la aprobación de ayuda adicional para Ucrania, el aumento del techo de la deuda pública de EE. UU. y la financiación del estado federal.

Leer la nota Completa

By Nacion

San Carlos Digital, es un Diario y sitio web de CR dedicado a compartir noticias nacionales de San Carlos en ese país, y también todo lo concerniente a entretenimiento y economía.