El artista español reveló en una entrevista que estaba muy descontento con uno de sus Ferrari, por lo que decidió venderlo para comprar otro auto. Su nuevo vehículo se presenta en peores condiciones, aunque tiene una característica increíble que fascina a su hijo. ¡Desliza y conoce más!

Los cuatro años vieron como Omar Montes fue aumentando su imagen pública a base de participación en populares reality shows como Gran Hermano y Supervivientes. La fama obtenida le sirvió para lanzar su carrera como músico, que fue todo un éxito.

Todos estos logros le permitieron sumar varios ceros a su cuenta bancaria, pudiendo llegar a bienes que hace varios años eran impensables para los españoles. Gran parte de sus ingresos los destina a los autos, una de las pasiones de Montes, quien no duda en demostrarlo en sus redes sociales.

Una de las marcas que más se difundió fue Ferrari, la popular firma italiana que se caracteriza por sus atractivos superdeportivos. A pesar de disfrutar de sus autos, el artista tuvo una acción muy particular, la cual hizo pública hace unos meses. Esta difusión dejó mal a la empresa de Maranello, por lo que decidió tomar cartas en el asunto.

Omar Montes con su Ferrari

Omar Montes confesó que decidió vender uno de los modelos de Ferrari que tenía en su garaje, ya que la carrocería tocaba constantemente el suelo por lo bajo que está. Además, se mostró enojado por las molestias que presentó al trasladar a su abuela, a quien le costó subir al vehículo.

Como era de esperar, el garaje de Omar Montes no estaba vacío. Su lugar lo ocupó un Mercedes Benz GLA personalizado en dorado. Aunque el coche parece muy inferior a un Ferrari, es un placer que se ha querido dar el español, que ya puede disfrutar de un vehículo personalizado, aunque sus fans todavía no lo entienden. Rápidamente, decidió mostrarlo en redes en un…

Leer la nota Completa

By Motor1

Motor1.com es un sitio web dedicado a las noticias destacadas y más relevantes del mundo automovilístico, motores y actualidad sobre ruedas nacionales e internacionales.