Se trata de la compra de un vehículo eléctrico, que provocó la confusión y alegría, a la vez, de los hinchas estadounidenses que buscan el cuidado del medio ambiente. Desliza y conoce por dentro cómo es.

Son pocas las estrellas que consiguen consolidarse en lo más alto de la música en tan pocos años. Uno de los casos más notorios es el de Chiquis Rivera, quien hizo su primera aparición en 2014, con el sencillo “Paloma Blanca”, en homenaje a su madre, Jenni Rivera. Tras varios años de éxito, la cantante logró hacerse con una fortuna que le permite disfrutar de una extensa colección de autos, dando a conocer que es una de sus pasiones.

A pesar de manejar varias marcas, ninguna se puede comparar con el BMW i8, el más bestial de su colección. En su lanzamiento en 2014, la empresa alemana lo consideró la creación más innovadora de la firma. Su apariencia futurista dejó a todos con la boca abierta. A pesar de ser un híbrido, este deportivo cuenta con una comodidad absoluta a la hora de conducirlo.

Entre las características de este híbrido podemos destacar que cuenta con dos motores, uno eléctrico y el resto endotérmico, que en conjunto suman 374 CV. Este mecanismo le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h. Además, en modo 100% eléctrico puede durar 55 kilómetros con una sola carga.

Chiquis Rivera con su BMW i8

Por dentro y por fuera es un lujo absoluto, quizás por eso es uno de los autos favoritos de varias estrellas del deporte. Además, hace su contribución al medio ambiente, algo que no parece interesar a la mayoría de las celebridades del mundo, quienes en su mayoría optan por vehículos con emisiones. Lo que no es agradable es su valor, ya que para adquirirlo, Chiquis tuvo que gastar $148.500.

Muchos desconocían esta pasión de la californiana, pero basta…

Leer la nota Completa

By Motor1

Motor1.com es un sitio web dedicado a las noticias destacadas y más relevantes del mundo automovilístico, motores y actualidad sobre ruedas nacionales e internacionales.