Erradicar el hambre y proveer de primera necesidad a las poblaciones vulnerables en condiciones de extrema pobreza del país es nuestra razón de ser. En este 2022, cumplimos una década de brindar una mejor calidad de vida y bienestar a más de 41,000 personas en todo el territorio nacional, gracias al apoyo proactivo de la empresa privada, organizaciones sociales y comunitarias, así como al trabajo de miles. de voluntarios

Sin embargo, tenemos una gran tarea por delante. Los efectos de la pandemia provocada por el covid-19 que aún no han terminado, junto con el aumento de la inflación mundial, el desempleo y los efectos del cambio climático, aumentan directamente la pobreza extrema en el país.

Según la reciente Encuesta Nacional de Hogares liderada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), publicada el 20 de octubre de 2022 en nuestro país, 1.329.757 personas viven por debajo de la línea de pobreza. Por otra parte, reveló que 110.631 hogares lo hacen en condiciones de extrema pobreza, 6.078 más que el año pasado; Estos datos indican que nuestro trabajo es prioritario y que cada vez más personas necesitan ayuda solidaria para salir adelante.

¡Copiado!

Inspirados en los Objetivos de Desarrollo Sostenible que promueve la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y de acuerdo con las estrategias de responsabilidad social empresarial y sostenibilidad de las empresas miembro del Banco, proveemos no solo alimentos a 62 cantones del país, sino también productos de primera necesidad como pañales para bebés, papel higiénico, toallas sanitarias femeninas, entre otros.

Como parte de este trabajo conjunto y con la intención de que nadie se quede atrás, Kimberly-Clark es un aliado estratégico del Banco de Alimentos. Su propósito de promover una mejor atención para un mundo mejor nos permite encauzar y fortalecer nuestros esfuerzos, no solo en Costa Rica, sino también en América Latina.

¡Copiado!

El apoyo de Kimberly-Clark durante los últimos tres años ha sido crucial para llevar salud e higiene a comunidades en riesgo social del país como Pavas, Cañas, Alajuelita y La Cruz. En 2021, Kimberly-Clark donó 31 500 paquetes que contenían 624 792 unidades de productos esenciales, incluidos pañales para bebés y niños pequeños, ropa interior para personas mayores, toallas sanitarias para mujeres, papel higiénico y toallas de mano de papel.

A través del impacto positivo y alcance del Banco de Alimentos en el país, Kimberly-Clark ejecuta programas sociales establecidos por la empresa como “Baños Cambian Vidas”, cuyo objetivo es mejorar las condiciones sanitarias en América Latina; también la iniciativa “Ella Puede”, que promueve el empoderamiento femenino en la población a través de la educación para desmentir mitos sobre la menstruación.

De esta forma, ambas organizaciones contribuyen significativamente a mejorar la calidad de vida y el bienestar de las personas; así como desafiar los estigmas relacionados con la menstruación y garantizar el acceso a la educación; apoyar el progreso de las niñas y mujeres, además de promover un mundo donde todos tengan acceso a mejores condiciones de saneamiento.

Gracias Kimberly-Clark Costa Rica por el apoyo que nos brindas, confía en nuestra misión y trabaja duro para construir una Costa Rica con mejores condiciones para las comunidades y en especial para aquellas que sufren los estragos de la pobreza extrema.

El autor es director ejecutivo del Banco de Alimentos de Costa Rica.

Leer la nota Completa

By Nacion

San Carlos Digital, es un Diario y sitio web de CR dedicado a compartir noticias nacionales de San Carlos en ese país, y también todo lo concerniente a entretenimiento y economía.